Cremas artesanales

Cremas artesanales

Cremas artesanales

cremas artesanales

Los remedios naturales son demandados por muchos a pesar de estar en una época en la que disponemos de grandes avances en cualquier ámbito. Y es que, ¿quién va a cuestionar las propiedades sanadoras de las plantas? La naturaleza es un recurso al que muchos acudimos, ya sea para tomar en infusión; en forma de complemento alimenticio; para aplicar sobre la piel en forma de cremas y ungüentos, artesanales o con una elaboración más comercial…

En esta página encontrarás información sobre muchos tipos de cremas elaboradas de forma artesanal, todas con base de aceite de oliva y cera de abeja. Estas cremas, elaboradas con ingredientes totalmente naturales, pueden abarcar una gran cantidad de dolencias de las que nadie está libre de sufrir.

Cremas para el dolor

Existen plantas como la árnica, la manzanilla y el harpagofito que tienen propiedades que ayudan a aliviar el dolor con orígenes distintos. Según la causa que ocasione el dolor, podrás aplicar una u otra crema y notarás sus efectos. Sin embargo, al hacer uso de estos remedios naturales hay que ser consciente de que, si la causa persiste, el dolor siempre regresará por mucho que estas cremas ayuden a aliviarlo.

Cremas para la piel

Existen muchos problemas de la piel que sufrimos en muchas ocasiones y que nos resultan muy molestas. Casos de acné, quemaduras e incluso soriasis pueden ser tratados con estos remedios naturales. Tan solo es necesario aplicar la crema adecuada para la dolencia adecuada, y sus efectos se harán visibles mucho antes de lo que esperas.

Cremas para la circulación

Los problemas de circulación, aunque pueden surgir a cualquier edad, empiezan a ser comunes a edades avanzadas. De estos vienen, por ejemplo, las varices, las cuales pueden ser tratadas sin ningún problema con este tipo de cremas.

Otros beneficios de las cremas artesanales

Este tipo de cremas tienen, de por sí, unos beneficios que no tienen por qué depender de las plantas con las que se elaboren. Al tener una base de aceite de oliva y cera de abeja, poseen unas propiedades hidratantes que servirán aunque no se sufra de ningún síntoma o dolencia.